WordPress hace que sea realmente fácil personalizar tu sitio web y adaptar su apariencia para que se ajuste a tu gusto. Sin embargo, cualquier modificación que realices directamente en el tema se perderá cada vez que se actualice la plantilla. En este caso un tema secundario resulta útil.

Hereda el aspecto y la funcionalidad del tema principal y te permite realizar cambios de forma segura en tu sitio web sin afectar el tema principal (original). Las personalizaciones de los temas principal y secundario se mantienen por separado, por lo que la actualización del tema principal no anulará los cambios que has realizado en tu tema secundario.

Realmente no es necesario crear un tema secundario para cambiar el color de un botón (esto se puede hacer fácilmente con estilos CSS en la plantilla original). Sin embargo, un tema secundario es una excelente opción si planeas realizar cambios importantes en tu tienda web. El uso de un tema secundario es una buena forma de ahorrar tiempo para realizar modificaciones en la plantilla original sin crear un nuevo tema desde cero.

Cómo crear un tema secundario

Un tema secundario necesita tres cosas: su propia carpeta, una hoja de estilo y un archivo functions.php.

1. Crear una nueva carpeta en tu directorio de temas.

Primero, necesitas crear una nueva carpeta en tu directorio de temas. En tu cPanel, ve a File Manager (Administrador de archivos) => public_html => wp-content => themes (temas) y crea una nueva carpeta.

Se recomienda dar a un tema secundario el mismo nombre que el principal, pero con -child (secundario) añadido al final. Por ejemplo, un tema secundario de DaVinci Woo podría llamarse davinciwoo-child.

2. Crear un archivo de hoja de estilo llamado style.css

Un tema secundario debe incluir sus propios archivos style.css y functions.php que usarás para modificar estilos, funciones, diseño, etc. Cuando un cliente visita tu tienda, WordPress primero carga el tema secundario y luego agrega los estilos y funciones que faltan del tema principal.

Entonces, el siguiente paso es crear un archivo de hoja de estilo llamado style.css. Haz clic en el botón +, introduce style.css como nombre de archivo y haz clic en Create New File (Crear nuevo archivo).

Para que esto funcione, tienes que agregar un comentario sobre el tema a tu hoja de estilo de encabezado. Este comentario tiene que incluir el nombre del tema y la plantilla (el nombre del directorio del tema principal).
Para el tema secundario de DaVinci Woo, este código podría verse así:

/*

Nombre del tema: DavinciWoo Child

Plantilla: davinciwoo

*/

Haz clic con el botón derecho del ratón en el archivo style.css que acabas de crear para agregar estos parámetros. Guarda cambios.

3. Añadir un nuevo archivo functions.php

En caso de que planees cambiar la funcionalidad de tu sitio web, necesitas añadir un nuevo archivo functions.php en la misma carpeta. Si no planeas usar PHP para modificar tu tema, puedes prescindir de él por completo. Solo una hoja de estilo será suficiente.


4. Activar tu tema secundario

Tu tema secundario ahora está listo para la activación. Inicia sesión en el panel de administración de WP de tu sitio y ve a Escritorio => Apariencia => Temas.

Algunas cosas a tener en cuenta:

● No hay que realizar ninguna modificación en los archivos del tema principal cuando utilices un tema secundario. En su lugar, copia archivos de la plantilla original y agrégalos a la carpeta de tu tema secundario. Por ejemplo, si deseas cambiar el código del archivo header.php del tema principal, tienes que copiar este archivo en la carpeta del tema secundario y personalizarlo allí.

● Un tema secundario no funcionará sin su tema principal.

● No es necesario crear un tema secundario de esta manera si usas el tema DaVinci Woo. Puedes crear un tema secundario al pulsar el botón Install Child (Instalar un tema secundario) en tu panel de administración de WP => DaVinci Woo => General.


¿Encontró su respuesta?